martes, noviembre 12, 2013

Arqueoloxía Cervecera ( II)

Arqueoloxía Cervecera (I)

Falar d'Edimburgu ye falar de cerveza. "La vieya afumiada", Auld Reekie, nomatu per el que dellos tovía y-dicen, llegó a tener cuarenta fábriques de cerveza allá per mediaos del siglu diecinove. Güey en día queden dos, una dientro del casu urbanu y  descendiente de aquellos pioneros de la malta, ,la  Caledonian, y otra a les afueres, fundada allá pe'l añu 2003, establecía con muchu esfuerzu pero con bonos resultaos, la microcervecera Stewarts. Cuando vivía n'Escocia, el destín- bono el destín y el bon conseyu de dos queríos collacios, llevome a vivir  n'un  preciosu edificiu de principios del sieglu venti,  enfrente de Fountainbridge, llugar famosu per dos coses. La primera d'elles ye perque n'a colonia obrera que se acolumbraba dende la mio ventana  había nacío, Sean Connery, y la segunda que a la escontrá de la mio cai, taba la fábrica centenaria, Fountain Brewery, fundada por William Mcewan nel 1856, baxo el llema de "To Copy it, is Forgery"- copiala ye tontería, traducío llibremente-  y sede de la renomada Mcewan's. Lo que queda d'ella depués de unos desastrosos años finales en manos de  S&N y depués de los holandesonos de Heineken, son eses roínes que véis, y que tanto me atristayaron cuando les retraté. N'a memoria, olfativa, per más ende, y siempre encesa, tará  grabau'l recuerdu de l'arume a malta que salía de los coceeros cada dos o tres díes, golor que inundaba l'ambiente y tanto me recordaba al de Colloto de cuando yera guaje. Haiga Salú