miércoles, enero 16, 2013

Hestories de Chigres



( Desfruta de la cena!( ….Si te dexen)
Poneivos nel casu que me cuntaron L’utru día, ye un casu muy curiosu, nun chigre n'Uvieu,  onde una pareya foi a cenar. El chigre vamos nomalu X porque ta feo nomar, pero ye conociu de sobra y a bon entendeor poques pallabres….o  non,  Vete tu a saber. La cosa ye qu’entra la pareya que, nun yera ni la primera ni la tercera vegada que lo facia perque siempre yos prestó la  comida y bébora d’esti llocal, y la cosa empieza torcía  ya que cuando entres n’un chigre y dices buenes noches y l’amu que tá ellí nun ten contesta siquiera, malooo!!. Ehí, n’unos nanosegundos a los dos yos petecía colar pa casa pero como la camarera suplió con una bona sonrisa la cosa y  muy maja ella mandolos tirar pal comedor,  pues subieron, taben sólos,- habia otra mesuca con dos, pero na, el resto vacíu, cosa que yos daba igual porque ye un sitiu como  vos digo,  que yos presta, -sicasi per eso ye más graciosu’l casu. El primer toque  ya  yos vien con el vinu. Piden unu, y tal, con unes carateurístiques y  diz la mocina muy amable que cree que sí que va a mirar, y sube con otra botella, d'utru vinu que nun tien na que ver a lo pedío y suelta ella : “diz el jefe que no hay d’esi, que si vos val esti “ Como ye ne? que diz qué, ho? Ostia ta el bar vaciu, yes el que controles de vinos-porque una de les coses n’es que yes especialista y s’especializa el to bar ye en vinos- y nun tienes la cosa de subir tu a decilo y explicayos un poco la alternativa, ho? a la única mesa que tienes?( los otros taben pagando ya pa marchar con lo que quedaron sólos nel comedor). Esto nun ye ni mediu normal. La pareya diz que non, gracies, y torniando a repasar la carta cambia de palu  dando les gracies a la moza que en todo momento fue muy amable y pasando del tema, en modu “vive feliz, se zen y pasa de todo  disfruta de la cena…. si te dexen “(  pa mi que nun yos taben dexando porque pedir Godello y mandate una botella de Chardonnay diciendo que ye similar paezme un pelín de llámate Xenaro el de los Catorce o  bobu d‘afechu). Digo  tamién  que nun los taben dexando desfrutar porque la camarera trae el vinu y ponlu tal cual, un blancu, ensin cubitera pa que aguantare el friu, o un collar d’esos, y tal ( Haylos de la teoría que en iviernu eses coses nun se ponen, ta bien, pa ti nun se ponen  artista, pero nun ye pa ti, ye pa los clientes y nel mundo hay más xente que igual difier un pocu y que lo último de la botella quier tómalo tamien fresco, que no frio, en vez de caliente como caldu). Bueno la cosa ye que, llega la comida y va la cosa a meyor como siempre, la pareya, relaxaos, siguen  comiendo y charrando de lo mundano cuando,  llega’l amu con la camarera, métela en bañu y ponse a day unes correcciones sobre limpieza, el comedor vaciu, oyéndose todo, taben tan tranquilos y de repente per enriba el hilo musical, unes voces autoritaries. Pero nun acaba equí, el señor entra n’el comedor empieza a facer unes mediciones d’un cartelu o no se que porque unu de los de la pareya ya ni miraba al sentir charrar tan alto, y resulta que, arrimase a la puta única mesa que ta cenando, midiendo y entrugandoy a la camarera que si “dende ellí se veía?” y  nun ye capaz de deci-yos, ya no que aproveche, si non, hola buenes noches a los chavales. Pero tio, que el chigre ye tuyu, pero qué me tas contando? Que nun los viste? Que yes tímidu? Que nun queríes interrumpir?-esto último ya lo habíes fecho unos minutos de nada enantes. O que yes un maleducau al frente un negociu, como hay tantos? Na, la pareya acaba la cena, nun pide café ni llicores ni copa ni osties, dexa propina-porque la camarera merecíalo y marcha con el propósito de nun volver. Fin.
Y equí llega la moralexa d’esti cuentu porque esto tien que pensar. Esta forma de actuar de ciertos chigreros, especialmente con la que ta cayendo, nun ye que sea insultante, ye imprudente porque ye como s’arruina un negociu de toes a toes. Siento deciyos, y equi ya pluralizo, que ye peor pa ellos. Tienen más que perder que ganar, y faciendo coses como les d’esti cuentu, que por desgracia pasa na realidá abondo a más xente de lo que paez, ye como se demuestra la falta d’ ética y de profesionalidá de los chigreros, cosa como digo, que ye muy perjudicial porque, otra cosa non pero N’Asturies lo que más mos sobra son chigres, y sobre todo chigres de calidá. Toy d’acuerdu, sí,  con los que puedan replicar que la hostelería ye muy dura, muy sacrificada, too lo que quieras pero ni más ni menos que   otres profesiones, y ya lo sabiéis enantes de metevos nesto, y  la misma palabra lo diz, profesión y pa tar n’una profesión hay que ser profesional siempre, especialmente si yes el dueñu,  porque yes la marca de la casa, yes el que faes que aquello tea representao y tenga carácter. A mi que un camareru tea torcíu un día nun me preocupa, home molesta pero siempre vas a dar una oportunidá a esi llocal porque igual te toca otru camareru o incluso si ye el mesmu esi di ta normal, pero que te desatienda el jefe eso nun ye de recibu. Ser dueñu  requier dotes y preparación pero en tous los aspéutos- a mi dame igual que se sepa de vinos si después nun se ye  capaz de “facer el esfuerzu” de explica-y coses a un cliente. A mi dame igual que seas el jefe tu tienes que andar por el bar pa atender non pa facer tar incomodu. Porque la sensación que tendría esta pareya que taba cenando a lo suyo y falando tranquilos,  con la entrada nel comedor de esi señor, faciendo mediciones imaxino sería la de tar incomodos, del tipo “a ver toy en mi casa y faigo lo que quiera, dame igual que tes ehí” no y tanto, porque ni buenes noches yos dixo, que ye que nun podía esperar a tener el comedor cerráu, ho?. Una cosa ye el camareru, encargau o jefe pesau que se te apalanca cada dos por tres a pregúntate na mesa sobre como va la comida y otra esto, que te ignoren hasta un puntu que ye ridículu. Y ye ridículu guapines y guapinos, porque toy seguru que con escenes como les del cuentu, esti jefe en cuestión, perdió dos clientes, y si me apures alguno más que diben a dir per el boca a boca d’estos o con ellos, porque nun hay que olvidar, que la xente llama a la xente y nun hay publicidá más barata que esi boca a boca. Y sí, ye verdá, puede dase que ciertos chigreros lleguen a  despreciar dos clientes pensando eso tan manío que munchos dicen, de “ pues si nun quies volver nun vuelvas”  lo que quieras, yes llibre de pensalo, facelo y dicilo, a mi paezme  ye una actitú muy mala pa andar per la vida, sobre todo n’estos tiempos que cuerren, y   he de decir que nun ye así, nun depende del cliente el volver o no, o  meyor dicho nun depende al 100%, d’el to esfuerzu y el to bon trabayu depende que esi cliente marche satisfechu y tornie, y eso ye asína, nun lo inventé yo, ye la naturaleza del comerciu  en toda regla. Y esto ye algo qu’el bon chigreru, esi que tien profesionalidá y que sabe lo que cuesta ganar cada centimu, esi que quier durar n’esta carrera tan guapa pero tan dura que ye la hostelería, y que quier marcar el so sellu, esi, esi nun desprecia a nengun cliente y pa él, como pa cualquiera que ta cara al públicu, perder un cliente ye non sólo perder perres si non sobre too perder prestixiu porque un cliente pierdese cuando faes mal el tu trabayu y por lo tanto desprestixieste a ti y a la to profesión. Haiga Salú

P.S.- Todo parecido con la realidá coincidencia en toda regla. Si alguien llee esto y se da por aludíu, meyor que meyor, que nun-y paezca mal, que lo tome como crítica constructiva  pa’ aplícalo de agora n’adelante a otros clientes,  porque con esos dos, n’esti bar X nun-y  va a facer falta porque ya ta puesta la  cruz, pero igual se ta a tiempu de que otros clientes nun la pongan.

4 comentarios:

David López Castañón dijo...

Prestome la hestoria. Y amén a tolo que dixisti.
Asina darréu vienen les hosties y los lloros.

Chela dijo...

Gracies ho, Qué tal? prestame que te prestare; pues ye como se cuenta ni más ni menos y ye lo que tu dices asina vienen les osties y lluego dicen que nun saben por qué la xente dexa d'entrar. Lo que me decía una collacia que lleva milenta años na Hosteleria, el tiempu pon a cada un en su sitiu. Haiga Salú

Fartones dijo...

Yo discrepo namas qu'en una cosina, los camareros tamien tienen que ser profesionales Chela, que coño! nun vas a un chigre pa tar aguantando-y el mal dia a naide que trabaye elli. Vas esfrutar. Igual que si tu ties un mal dia, delantre d'un veceru tuyu vas y te aguantes y poneis la sorisa o polo menos yes educau. Una mala atencion jode una xinta :-)

Chela dijo...

Qué tal fartón? allegrome de leéte, si home, tamos de acuerdu,Por supuestu que el camareru/a tien que ser lo más profesional del mundo y nun hay que aguantalos tamos de acuerdu... igual me expresé mal, lo que quería decir ye que si ye un camareru el que mos trata regulero tirando a mal, pues nun castigo al chigre de frente, nun van pagar todos por unu, y per lo menos una oportunidá más, doyla, ay amigu pero si ye el amu el chigre el que me fae eso ya puede ir directamente a tomar pol culo, como fue esti, ni más ni menos que chigres y chigreros hay a pandiar n'esta tierra nuestra.
Toy contigo al 200% un mal serviciu jode una xinta, gran verdá n'esa frase. Haiga Salú