viernes, noviembre 27, 2009

La Ronda #18: Regalando Cerveza

Andrés desde Culturilla Cervecera llega a convidar a la decimoctava edición de la Ronda de Noviembre proponiéndonos lo siguiente: Tus mejores amigos te invitan a su casa, no son cerveceros, pero siguen tu blog regularmente y al final les ha podido la curiosidad: ¿por que no traes algunas de esas cervezas de las que tanto hablas? te dicen... Son tus mejores amigos, la ocasión merece una cerveza "muy especial", pero por otro lado no son nada cerveceros, y no queremos "asustarlos" con una cerveza demasiado "extrema" ha de ser algo que entre bien, que les deje con ganas de seguir probando nuevas cervezas. ¿Que cerveza llevarías?

Me gusta la propuesta y desde un punto de vista romántico tendría material para llenar cinco posts, desde artesanales a cervezas yankies pasando por ciertas belgas que la gente no conoce oi presentando el panorama italiano o sólo deteniendome en las para muchos desconocidas y mal interpretadas-los ingleses las toman calientes no? ales británicas. Desde mi punto de vista no sólo quedas bien si no que además abres puertas, digamos sensoriales, a mucha gente.

¿Problemas? a la mayoría de la gente la cerveza vista como la vemos nosotros le importa muy poco( por no decir tres cojones). La respuesta siempre es la misma, ah muy buena, muy interesante todo eso...sí sí, trajiste más? pero de ahí no pasan, si les llevas un barril de cinco litros de la cerveza de los Holandesones, también se van a sentir igual de halagados. Siendo realistas, en el panorama ibérico todavía queda mucho para que la gente se sorprenda o se alegre de que les llevemos tal o cual cerveza. Y no me refiero a que cada uno de vosotros me podáis contar vuestra experiencia llevando cervezas y sorprendiendo a la gente, yo se que eso pasa, por que lo viví- por ejemplo hace una semana, tras observar a un amigo "vinotero" disfrutar de Chimay Capsule Bleue, le llevé, un día que nos invitó a cenar a su casa, un pack de 5 botellas con copa original Chimay: fue como si le hubiese regalado un Pingus o un Vega-Sicilia. La realidad sin embargo todos sabemos que es otra, y la gente, al menos en nuestra cultura siempre va a esperar un vino, un cava o en su defecto un licor para la sobremesa. Qué hacer? cómo soy un libertario convencido del lema vive y deja vivir, pienso que no soy yo quien para evangelizar ni convencer a nadie de nada con lo que dejo hacer y para ello sigo una táctica muy sencilla. Los asusto directamente. LLevo la cerveza que yo quiero beber, la bebo yo y les hago ver como disfruto de ella. Siempre, la curiosidad, esa que mató al gato, es más fuerte que el mejor de los argumentos y todos al final quieren probar jejeje. Con las siguientes cervezas nunca, nunca fallo:

De siempre:
St Peters Best Bitter
Chimay Capsules Rouge y Bleue

Reciente:
Sierra Nevada

Las que me tienen ganado para la causa
Agullons Pura Ale
Nora Le Baladin
Cotoya Black


Haya salud y más Ronda



P.S.- No se si alguien se ofreció ya si no me gustaría pagar yo para tomar un trago divertido, polémico e intenso a la vez.